Bahía de Samaná

http://www.destinycaribbeantours.com/

http://www.destinycaribbeantours.com/

La bahía de Samaná es una bahía en el este de República Dominicana. El río Yuna, uno de los más importantes en la isla La Española, desemboca en el Bahia de Samaná al sur se encuentra la ciudad de Santa Bárbara de Samaná y la península de Samaná.

Entre sus atractivos están las islas que sirven como sitios de anidación de pelícanos y fragatas, cuevas con pictografías precolombinas y petroglifos, y afluentes de los ríos y manglares protegidos. En el invierno, la Bahía de Samaná se enriquese con la visita de las Ballenas Jorobadas paren en la bahía.

Junto a la bahía esta el Parque Nacional Los Haitises, que es popular por sus cuevas con pictografías y petroglifos de origen Taíno, sus diversidad de aves, sus manglares, islas e islotes (Los Haitises fueron declarado reserva de la biosfera por la UNESCO. También la Bahía de Samaná forma parte del santuario de Mamíferos Marinos de la República Dominicana, con en propósito de proteger a las ballenas y delfines que visitan sus aguas. Cada año más de 50,000 turistas visitan la bahía de Samaná solo para avistar ballenas jorobadas lo cual convierte a la bahía en una de las zonas naturales, turísticas y económicas más importante para la República Dominicana

La Bahía de Samana cuenta con atractivos turistcos, como son la Playa Rincón cerca de Las Galeras, el Cayo Levantado, una pequeña isla en el nordeste de la bahía, a su lado sur el Parque nacional de los Haitises con Cano Hondo, los Manglares de la Ghina, el área de Miches con sus lagunas Limón y Redonda, la Montana Redonda y la zona de hermosas playas mas extenso del país. Cada año, durante la temporada de apareamiento la Bahía de Samana es visitada por las ballenas jorobadas, que brindan un majestuoso espectáculo para los visitantes.

En realidad Samaná no era una península, sino una casi-isla o “presque-isle”, como aparece en múltiples mapas franceses y españoles, pues hasta aproximadamente mediados del siglo XIX el actual gran estero, que corre entre Sánchez y la costa del Atlántico, al este de Nagua, era totalmente transitable en botes, por lo que Samaná estaba rodeada de agua por todos sus costados.

Best of Dominican